El error es un regalo

El error es la posibilidad de poner en práctica nuestra creatividad. Cada vez que surge un error, se hacen “tablas”, es decir, se agranda la habilidad para responder y dar soluciones creativas.

Por lo tanto el error, tanto propio como el de otros, es un regalo. Es material precioso para nosotros y nuestro crecimiento. El error es parte del aprendizaje, como cuando los niños están explorando.