Acepta tus emociones

 

Por Madeleine Sierra

Cuando una emoción fuerte viene a nosotros, tratamos de apartarla de nuestro camino, y hacemos mucho esfuerzo para que no salga y para que se meta en “su lugar”. Esto genera un gasto de energía muy grande para nuestro organismo… y ni siquiera funciona pues en vez de irse, se hace más grande. Una emoción se suelta, se va y desaparece cuando le damos aceptación incondicional.

En clase trabajamos viviendo la verdad que hay en nosotros, pues la Verdad sana, restaura, reconcilia, relaja. Nos damos un momento para sentir cualquier emoción en el cuerpo, y si vienen resistencias, entonces las aceptamos. Aceptamos toda nuestra neurosis, y toda sensación que venga acompañando a la emoción. Es impresionante ver cómo cambian los rostros, pasando de contraídos a relajados, y los cuerpos de rígidos a flexibles; los ojos vuelven a brillar…

Cuando sientas que algo se contrae dentro de ti, date un ratito (no dura más de 3 minutos) para aceptar las emociones, las resistencias al cambio y el deseo de que fuera de otra manera, para aceptar nuevas emociones, y todo lo que venga…

En tu interior hay un espacio muy grande para todo… Date un tiempo para esto y verás que sentirás más fluidez y comprensión hacia ti mism@.

En la clase de Clown, trabajamos la Aceptación todo el tiempo: aceptación al presente, al sentir propio, a la realidad…