Juega con tu neurosis

Por Madeleine Sierra

“Llevo casi una hora escribiendo sobre ‘el humor’ y mi evolución es esta: Cuando llevo unos tres párrafos releo lo que he puesto, no me gusta, reescribo de nuevo, leo, no me gusta, corrijo, leo, pienso que no me explico bien, reescribo, releo, no me gusta, releo, no es eso lo que quería decir, reescribo, releo, creo que no se entiende, leo, lloro, reescribo, me apeno de mí, escribo, me doy pena, reescribo, me rasco la cabeza, releo, reescribo, relloro re rerrasco, re no me gusta, re corrijo retodoooooooooooooooooooooo… Conclusión: no sé escribir”.
(Carlo Mô, clown España. Libro de Caroline Dream “El payaso que hay en ti”).

Cada uno de nosotros tiene su propio estilo muy personal de neurosis. El breve texto que acabas de leer es un ejemplo de alguien encontrándole el lado divertido a su neurosis y compartiéndolo con los demás.

Y tú… ¿Cómo puedes jugar con tu propia neurosis?