Hablar en público


Por Madeleine Sierra

Cuando vas a hablar en una conferencia, una presentación de negocios, una premiación, una boda, un examen profesional o un concierto,  siempre tienes que haber ensayado frente al menos 5 personas, al menos una vez (o las que sean necesarias para que entres en confianza).

¿Por qué?

Porque no es lo mismo ensayar en casa a solas, que hacerlo delante de alguien. Recuerda que hay un pequeño gran factor que es: la mirada del otro modifica nuestro comportamiento.  Y esto puede hacer que cuando percibas las miradas te bloquees, te quedes en blanco, tengas exceso de sudoración y demás sensaciones incómodas.

Así es que, sea lo que sea que vayas a presentar, primero haz un ensayo con algunos cuantos amigos o familiares. Y recuerda: ¡mal ensayo general, buena función!

El ensayo te sirve para que tu percibas qué elementos funcionan y qué no funciona. Y por favor no pidas opinión. Confía en lo que tu corazón te diga. La opinión de los demás no va a funcionar porque cada quién tiene su propia forma de hacer las cosas. Si quieres saber algo, haz la pregunta específicamente y formúlala de tal manera que la respuesta sea un sí o un no.