Delicioso estiramiento corporal

Por Madeleine Sierra

Te recomiendo este maravilloso ejercicio:

  • Si llevas un rato en la computadora y tu cuerpo pida relajarse.
  • Como preparación antes de un ensayo, una función o un concierto.
  • Si quieres descubrir nuevas posibilidades de expresión, de baile o incluso de sensualidad.

Primero haz la versión sencilla, y luego la versión extendida. Si no tienes mucho tiempo haz solo la sencilla.


Versión corta

En el piso acostado/a comienza por date un tiempo para escuchar/habitar tu cuerpo. La consigna será darte un masaje contra el suelo en la parte que tu cuerpo te pida, por eso es importante que primero te des un tiempo para “escuchar”. En cuanto sepas por dónde vas a empezar, todo el cuerpo (tobillos, rodillas, cadera, hombros, codos, muñecas, dedos, cuello, torso) comenzará a moverse al mismo tiempo para dar el masaje en la zona que te lo pidió.

Con la mandíbula relajada (la boca abierta) y respirando, encuentra el movimiento fluido, sin pensamientos, dejando que sea el cuerpo el que te lleve. La mente solo estará acompañando el movimiento, que será como una danza, muy espontánea y auténtica. No importa si no lo haces perfecto, o si se te olvida alguna de las instrucciones.


Versión extendida

Comienza igual que con la versión corta (dándote tiempo para escuchar tu cuerpo, que todo tu cuerpo se mueva para darle masaje a la parte que te lo pidió, con mandíbula relajada y respirando, encontrando el movimiento fluído). Pon atención a tu cuerpo como un todo, sin que te olvides de nada. Si pasa que te olvidas, por ejemplo, de tus rodillas, entonces nada más recuerda que las tienes e inclúyelas de nuevo. Y así…

Poco a poco se irán calentando las articulaciones porque el movimiento será continuo, déjate llevar por él. Son movimientos que quizás nunca te has atrevido a hacer: déjate entrar en formas y en posturas en las que nunca te has dejado estar. Cuando todo se mueve de manera muy rica y placentera el movimiento llega a ser muy estético, incluso sensual.

Ahora invita a ese movimiento que surgió a ir más allá, juega con sus posibilidades. Si quieres puedes dejar de darte el masaje y comenzar a subir y bajar de niveles, o si quieres puedes quedarte solo en el piso. Que siga siendo tu cuerpo el que te diga qué hacer.
No es como un estiramiento de gimnasia o de yoga, es un baile fluido. Hazlo cuidándote de no lastimarte, cuida los límites de tu cuerpo.

Comparte por favor aquí conmigo las experiencias que tengas con este ejercicio…