Cuento de los hermanos disparejos

Cada noche, mientras le lava los dientes a nuestra Quetzalli, Rodrigo le inventa un cuento (para que se los deje lavar). Así es como originalmente surgió este cuento, que decidí compartirte aquí porque tiene que ver con el tema de perderle el miedo al ridículo.