Image

“Cuando se observa el comportamiento de los niños, en seguida llama la atención el entusiasmo con que se dedican a explorar su entorno, agitando las piernas y extendiendo los brazos hacia lo desconocido. Parecen pequeños científicos que intentan hallar el sentido del mundo que les rodea. Sus errores se convierten en parte de su experiencia y el fracaso no les arredra, pues no les hace sentir humillación ni desconcierto, sino un renovado deseo de seguir explorando… Para este viaje hace falta estar dispuesto a cometer errores y a sacar partido de ellos, disposición que constituye la esencia del aprendizaje”.

El cuerpo recobrado Michael Gelb

 

 

 

November 23, 2018

Dispuesto a cometer errores

“Cuando se observa el comportamiento de los niños, en seguida llama la atención el entusiasmo con que se dedican a explorar su entorno, agitando las piernas […]
November 8, 2018

La vergüenza de no saber

  Por Madeleine Sierra Date un ratito para recordar cómo se siente cuando estás en una reunión con gente que no conoces y te piden algún […]
May 11, 2018

Cómo transformar la culpa

Por Rodrigo Suárez ¡Ah! La culpa, la culpa… Se siente… como un nudo. ¿O no? Uno se puede sentir culpable porque: Escogió el esposo equivocado y […]
April 7, 2018

Si haces un oso en tu primera cita

Por Madeleine Sierra Estás en tu primera cita con alguien que te gusta. Te arreglas mucho, quieres quedar bien. Quieres verte inteligente, simpático, agradable: mostrar cualidades […]