Para soltarte y perderle el miedo al ridículo

Por Madeleine Sierra

Ya sabes…

Estás platicando en una reunión social, o estás en tu primera cita con ese galán o esa princesa, o estás parado en un escenario frente a cientos de ojos, o estás tratando de bailar en una fiesta, y algo se siente atrapado en tu cuerpo. El miedo a hacer el ridículo no te deja soltarte, y sabes muy bien que la incomodidad se te nota.

El siguiente es un ejercicio que pongo en mis talleres, sobre todo a los grupos que no logran soltarse. Si en este  momento estás en tu casa y tienes la opción de encerrarte en tu cuarto con música, te invito a hacer ahora el ejercicio (te llevará cinco minutos, con el beneficio extra de que saldrás relajado y energetizado).

En cambio si ahorita no puedes hacerlo, pregúntate cuándo será un buen momento para ello y ponte un recordatorio. Te prometo que valdrá muchísimo la pena.

Primera parte del ejercicio:

Lee las instrucciones completas antes de comenzar.

    1. Ya que tengas la privacidad que necesitas, pon esta canción (“Don’t be cruel” de Elvis Presley) https://www.youtube.com/watch?v=ViMF510wqWA y cierra los ojos.
    2. Comienza por darte un momento para escuchar la música y para observar, en consciencia de tu cuerpo, qué estado de ánimo te provoca.
    3. Seguramente alguna parte de tu cuerpo —tal vez un hombro… tal vez la cadera…— se querrá mover con la música, deja que esto suceda y disfruta el movimiento.
    4. Permite que ese movimiento sea cada vez más AMPLIO y que poco a poco vaya involucrando al resto de tu cuerpo, pero que no sea tu mente diciéndole al cuerpo cómo moverse, sino que sea tu cuerpo el que te diga cómo quiere hacerlo. Por ejemplo, si comenzaste moviendo el hombro izquierdo, deja que se mueva cada vez más, ve descubriendo el baile —probablemente ridículo— que  inventa tu cuerpo a partir de ese movimiento exagerado, y encuéntrale el disfrute a ese baile. Déjate sorprender, tal vez salgan movimientos que nunca antes habías hecho.
    5. Si ahora le nace a tu cuerpo explorar otros movimientos de baile, déjate llevar por ellos. En caso de que no sientas que fluyes, busca hacer movimientos que sean al mismo tiempo ridículos y coquetos, eso te ayudará a soltarte. Sigue bailando hasta que acabe la canción.

¿Listo para comenzar? En resumen:

  • Pon esta canción y cierra los ojos.
  • Siente qué te provoca la música.
  • Deja que un movimiento nazca de ahí.
  • Deja que el movimiento crezca, divirtiéndote y dándole la bienvenida al ridículo.
  • Déjate llevar por otros movimientos espontáneos que puedan surgir.

Segunda parte del ejercicio:

  1. Vuelve a tocar la canción desde el principio y vuelve a dejar que el movimiento surja por sí solo, y que crezca gradualmente.
  2. Una vez que todo tu cuerpo se haya integrado al movimiento, imagínate que eres super famoso y que estás rodeado de tus fans que aúllan por ti. Baila con los movimientos más sexis que puedas (lo que tú entiendas por sexis). Si no eres una bailarina profesional de pole dancing o de zamba, o si no eres Elvis Presley, es probable que cuando hagas tu mejor intento de bailar sexy tu baile tenga algo de involuntariamente ridículo. ¡Esa es la idea! Juega a imaginarte que les encantas tanto a tus fans, que mientras más ridículos sean tus movimientos más sexis a ellos les parecen. Lo más importante es divertirte. (Si, por la manera en que estás bailando, te daría mucha vergüenza que alguien de verdad te viera, quiere decir que vas por excelente camino).

¿Ya terminaste el ejercicio?  ¿Está buenísimo, no?

Te recomiendo que vuelvas a hacerlo antes de ir a esa reunión social, primera cita o fiesta, para que se te quede algo este estado libre y espontáneo.  Pruébalo también como calentamiento antes de un ensayo o de una presentación en público.

O mejor aún, puedes practicarlo varios días seguidos para ir afianzando la experiencia y que cada vez sea más fácil evocarla en esos momentos en los que quieres soltarte y ser tú mismo.


PD Del 25 de enero al 18 de febrero me presentaré en la obra de microteatro Motel Malapata. A ver si vienes a verme 🙂

PD 2 ¿Eres músico? Nuestro taller de Presencia Escénica para Músicos comienza el 24 de febrero.

Open chat
¿Tienes alguna duda? Contáctanos
Hola! Escribe las dudas que tengas para poder ayudarte. Te responderemos lo antes posible.